Crónica de un “trancón”

Crónica de un “trancón”

Desde arriba del puente peatonal veo la avenida congestionada: tres taxis adelante, un camión de carga detrás, un campero más allá. Carros, carros y más carros.

Carros sucios, limpios, nuevos, destartalados. Desde mi posición solo veo sus techos, pero hace un ratito, cuando todavía no me había encaramado en este puente, curioseé el interior de varios. Me llamó la atención que algunos solo estuvieran ocupados por los conductores, a pesar de que tenían capacidad para más personas. 

Anuncios

Autor: Jimena

Antropóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s