La noche del cazador

 Por Roxana Sandá

Como el ojo de un Gran Hermano, las cámaras enfocan y auditan siempre lo mismo: cuerpos en movimiento. Y establecen una especie de orden doméstico que penetra el espacio público y aplica sanciones morales.

Anuncios

Autor: Jimena

Antropóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s