Seres Urbanos | Gentrificaciones latinoamericanas

Gentrificaciones latinoamericanas

Por: Manuel Delgado | 04 de agosto de 2016

5866130133_ae4b97e9b7_b

Barrio de Getsemaní, Cartagena de Indias, Colombia. Foto de Frank_am_Main

No se hace sino hablar de gentrificación. He ahí uno de esos conceptos que están exigiendo un poco más de delicadeza a la hora de emplearlo, manoseado como está para etiquetar todas las dinámicas de rehabilitación o reforma de barrios o centros urbanos. No se trata de descartarlo como instrumento tanto descriptivo como analítico, pero convendría utilizarlo con un poco más de  prudencia. Sabemos que el término debió utilizarlo por primera vez Ruth Glass en su trabajo sobre la sustitución de población que estaban conociendo ciertos barrios de Londres en la década de los 60 y que consistía en que familias de clase media se instalaban en barrios hasta entonces depauperados del centro de la capital británica. Neil Smith ha seguido la pista de cómo este tipo de dinámicas se producen de manera esporádica en ciudades como Nueva York hasta generalizarse en la década de los 90 y acaban afectando a ciudades hoy de todo el planeta. Ahora bien, lo cierto es que este término ha acabado sirviendo como denominación de origen de procesos urbanísticos y sociales muy diferentes entre sí, tanto por sus circunstancias como por las lógicas que los animan.

El relevo de clase en el vecindario de un sector urbano es un fenómeno cada vez más frecuente, es cierto, pero puede estar conectado con  dimensiones económicas, político-institucionales o socio-culturales que son siempre particulares y que están pidiendo a gritos una tipificación bastante más matizada que la de gentrificación.  Por no hablar del papel que juegan promotores, comerciantes, vecinos, usuarios, industrias culturales… y que implican articulaciones que son también originales en cada proceso, articulaciones para cuya digresión sería bueno aplicar la sensibilidad con que autores como Pierre Bourdieu han atendido la importancia de los trenzados entre factores socioculturales, económicos, simbólicos, etc., sobre todo porque en definitiva las preferencias en materia residencial son variantes del papel del gusto como mecanismo de clasificación social, acaso el asunto central en el pensamiento del sociólogo francés.

Seguir Leyendo

Anuncios

Autor: Jimena

Antropóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s