Derecho a la vivienda, empatía y cuidado: experiencias berlinesas

Ante la burbuja del alquiler que se vive en muchas ciudades del mundo, se están organizando todo tipo de acciones, protestas y debates. En España se están asentando los primeros sindicatos de inquilinas tras estudiar cómo funcionan los que ya existen en varios países, como en Alemania.

La situación en Alemania no es mejor que en España. Los alquileres se han vuelto casi impagables en Múnich y Hamburgo. En Berlín también han subido por las nubes —muchas veces más del 50% de la renta se va en pagar el alquiler— y tienen lugar unos 20 desahucios al día. En Berlín se han organizado más de 80 iniciativas de inquilinas. Al menos dos de ellas, ubicadas en el distrito de Kreuzberg, demuestran que el cuidado y la empatía son indispensables para asegurar el derecho a la vivienda.

En Kreuzberg, la lucha se centra contra inmobiliarias que poseen hasta 120.000 viviendas, como Deutsche Wohnen, sociedad propietaria del complejo residencial Otto Suhr Siedlung. En este complejo nació en noviembre de 2016 una iniciativa de inquilinas que ha logrado frenar las frecuentes subidas de alquiler y los planes de eficiencia energética que conllevan aumentos de entre el 50 y el 60% del alquiler. Todo esto en un complejo conocido por la pobreza de sus habitantes, por el altísimo porcentaje de extranjeras y extranjeros que viven allí —mayoritariamente turcas y turcos— y su bajo nivel educativo.

Seguir Leyendo

Anuncios

Autor: Jimena

Antropóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s