Planes divertidos en Nueva York — Caminando por Nueva York

En Nueva York tenéis mil planes para poder hacer y pasarlo genial, sobre todo ahora que hace mucho frío y pasear por las calles se puede hacer más duro.

a través de Planes divertidos en Nueva York — Caminando por Nueva York

Anuncios

El País | Para qué sirve la perspectiva de género

1515759150_734346_1515767144_noticia_normal

El Ayuntamiento de Madrid ha pagado más de 52.000 euros por un estudio sobre el impacto de género que podría tener el soterramiento de la M-30. Tanto la ley estatal como la de la Comunidad de Madrid exigen estos informes. Aun así, la noticia ha generado polémica, ya que a priori tendemos a pensar que las ciudades son espacios neutros de los que puede disfrutar todo el mundo, independientemente de su género.

“Nunca ha sido así”, afirma Sara Ortiz Escalante, socióloga y urbanista que trabaja en el Col·lectiu Punt 6, una entidad dedicada a fomentar la equidad de género en el uso del espacio urbano. Ortiz recuerda que las ciudades no se crean de un modo racional y objetivo, sino que al planificarse tienden a reproducir el modelo de la sociedad, que en este caso es “patriarcal y capitalista”. Esto puede parecer una idea abstracta, pero en realidad tiene un impacto directo en nuestro día a día. Algunos ejemplos:

– Gran parte de la movilidad se planea teniendo en cuenta, sobre todo, los desplazamientos del domicilio al trabajo en transporte privado, mientras que más mujeres usan el transporte público.

Seguir Leyendo

El Telégrafo | Otro sacrificio en nombre de la seguridad

Desde que en los años 1990 estalló una crisis de seguridad ciudadana en Guayaquil, las concesiones, en cuanto a derechos se refiere, no dejan de llegar. Por la delincuencia nacieron las ciudadelas amuralladas, no solo en los extrarradios, sino en la misma urbe con la consiguiente afectación al libre tránsito. Surgían rejas o brazos metálicos que impedían el paso al extraño. En alguna ocasión hasta se intentó privatizar a la Policía. Luego la tecnología trajo las cámaras que ahora lo vigilan todo, incluidos trabajos, escuelas, centros comerciales, hoteles, parques, restaurantes. Desde finales del año pasado dos hombres no pueden circular en moto en la noche en Guayaquil. Todo ello por la seguridad; bajo ese principio se sacrifica comodidad por una sensación de seguridad, de protección. Y ahora los parques cerrados. ¿Qué guayaquileño no ha estado en la Corte Provincial de Justicia o la Casa de la Cultura y ha atravesado el Parque Centenario para llega al otro lado de la 9 de Octubre? Eso ya no se puede hacer porque de las cuatro puertas que había solo una queda abierta. Lo mismo ocurre en el Parque Seminario, convertido en ícono turístico de la ciudad por sus iguanas y la tradicional pérgola. Los visitantes solo pueden ingresar por la calle 10 de Agosto. El pretexto es la seguridad del ciudadano. Pero la pregunta es hasta dónde vamos a llegar basados en esta justificación. Nadie desconoce el problema pero dos lugares emblemáticos están cerrados; las personas nunca podrán apropiarse de esos espacios porque sencillamente no ingresarán. El parque es el sitio de encuentro, el lugar de distracción, de esparcimiento. Esas son necesidades ciudadanas que ahora se satisfacen en otro escenario: en los centros comerciales. Y esa es una verdadera tragedia porque en la práctica el espacio público ha quedado privatizado. La Columna de los Próceres lucirá solo como un bello adorno de la 9 de Octubre, pero acudir hasta sus bajos será muy difícil. (O)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/editoriales/1/otro-sacrificio-en-nombre-de-la-seguridad-ciudadana
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Clarín | El mercado de San Telmo

sjluyda7z_930x525__1

El mercado de San Telmo se encuentra en plena transformación; y junto a él, el barrio. Porque en los alrededores de la manzana que ocupa -Defensa, Estados Unidos, Bolívar y Carlos Calvo- comenzó a manifestarse un cambio que impulsa, con 120 años, uno de los centros de abastecimiento más antiguo de la Ciudad. Casi cada semana, un nuevo emprendimiento gastronómico llega a la zona. Platos suizos, pastelería francesa, tacos, comida libanesa, árabe y vietnamita, cafés de diferentes lugares del mundo, pizzas y empanadas norteñas, cervezas artesanales, hamburguesas deli, dulce de leche gourmet y las principales cadenas de heladerías. Todos quieren estar en el barrio.

Seguir Leyendo